Perros y gatos, fumadores pasivos

Aunque no sea un tema de estricto interés nutricional sí guarda una amplia relación con el mismo. ¿Cuánta gente después de comer no se fuma un buen cigarrillo o puro? O peor aún, durante la comida.

La mascota y su olfato son muy sensibles a los olores, y el contaminar su alimento con el olor de la nicotina y demás sustancias presentes en el tabaco y su humo sólo afectará la ingesta de alimento por parte de nuestro (a) compañero (a)

Una buena noticia se saca de esto, un estudio demostró que el 28% de los fumadores con mascota intentarían dejarlo sui supieran que es perjudicial para su perro o gato.

Si nos ponemos a pensar que cada día más familias consideran al perro y/o al gato como parte de la familia, ahí tenemos un buen argumento para una campaña, seguro que mucha gente abandonaría el vicio. Aquí un artículo interesante sobre tabaco y mascotas.

Como dato interesante, cada día más perros y gatos caseros muestran, en las autopsias (necropsias) lesiones pulmonares cancerosas y hay una alta relación con dueños fumadores.

Es común ahora en la consulta veterinaria si se diagnostica a un gato con linfoma se pregunte si hay alguien en casa que fume.

Carlos Gutiérrez Veterinario

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: